¿Qué es un plan parental o plan contradictorio en una custodia compartida?

     En otro artículo señalamos la confusión que, en muchas ocasiones de forma interesada, se produce entre inestabilidad e incertidumbre. La custodia compartida no produce inestabilidad en los niños o en los adultos. La incertidumbre, es decir, la ausencia de conocimiento seguro y claro es lo que desestabiliza a niños y adultos. Si yo, como adulto formado no sé a qué atenerme, qué puedo esperar, qué consecuencias van a tener mis actos, aprendo a estar indefenso y, como consecuencia, ansioso y desestabilizado. En el ámbito del Derecho podríamos asimilar lo que estamos diciendo al concepto de seguridad jurídica como elemento vertebrador de la sociedad, elemento fundamental que genera un marco de estabilidad, certeza y confianza que permite a los ciudadanos llevar a cabo su día a día.

      Desde hace tiempo, muchas de las demandas a las que acompaño con mis informes periciales van ilustradas con un plan de parentalidad. Este plan de parentalidad es un documento extenso cuya tarea es la de concretar la propuesta de custodia compartida que se reclama en el caso concreto, es decir, es un documento que elimina la incertidumbre exponiendo el cómo, cuándo, de qué forma, con qué medios, en qué espacios y con qué instrumentos y recursos se va a llevar a cabo la custodia compartida en el caso de que el juzgado o tribunal la decidiera.

      El Tribunal Supremo, en su sentencia STS 130/2016 ha recogido la necesidad de plantear un plan contradictorio, definido ya en una sentencia previa – STS 615/2015- como aquel que “defina por la parte que lo propone un desarrollo exhaustivo de los pormenores en que va a consistir la custodia compartida”. En la nueva sentencia señala que la “Obligación de los padres es no solo interesar este sistema de guarda, bajo el principio de contradicción, sino concretar la forma y contenido de su ejercicio a través de un plan contradictorio ajustado a las necesidades y disponibilidad de las partes implicadas que integre con hechos y pruebas los distintos criterios y la ventajas que va a tener para los hijos una vez producida la crisis de la pareja, lo que no tiene que ver únicamente con la permanencia o no de los hijos en un domicilio estable, sino con otros aspectos referidos a la toma de decisiones sobre su educación, salud, educación y cuidado; deberes referentes a la guarda y custodia, periodos de convivencia con cada progenitor; relación y comunicación con ellos y régimen de relaciones con sus hermanos, abuelos u otros parientes y personas allegadas, algunas de ellas más próximas al cuidado de los hijos que los propios progenitores”.

¿Qué es un plan de parentalidad?

      El plan de parentalidad es el documento que expone de forma precisa, exhaustiva y realista la trayectoria de crianza de los hijos llevada a cabo por la pareja hasta ese momento y la propuesta que se ofrece al juzgado tras la ruptura de la convivencia.

      En el plan de parentalidad el progenitor debe incluir, al menos, los siguientes puntos:

– La trayectoria de crianza de los hijos hasta el momento de la ruptura de la convivencia.

– Su propuesta de custodia para los hijos, en donde se especifique los tiempos, espacios y recursos disponibles.

– La justificación del por qué pide la custodia compartida.

– Las dificultades que prevea para su aplicación.

– La exposición detallada de las necesidades académicas, sanitarias, familiares y sociales de los hijos y la propuesta para cubrirlas.

La descripción detallada de un período de tiempo concreto en función de la petición realizada – por ejemplo, si la demanda establece la custodia compartida por semanas la descripción detallada de lunes a lunes, donde el progenitor va a ser el custodio del hijo, exponiendo horarios, traslados, recogidas, visitas del otro progenitor, clases extraescolares, etc.-.

– Las estrategias y compromisos que el custodio llevará a cabo para salvaguardar la relación del otro progenitor con sus hijos en el tiempo en el que él ejercerá la custodia – horarios de visitas, lugares, horas de llamadas telefónicas, etc.-.

La relación de documentos – académicos, laborales, sanitarios, etc.- que avalen todo lo anterior.

El plan de parentalidad como herramienta terapéutica para el psicólogo y ayuda al abogado.

      La petición al progenitor de la elaboración de un plan parental ha mostrado tener una excelente valor terapéutico al obligar a poner negro sobre blanco la petición de custodia. Los padres, ante la necesidad de concretar, se ven comprometidos a buscar soluciones, a comprender sus dificultades a la hora de la crianza, a plantearse la necesidad de ayuda externa – si quieren seguir desarrollando sus obligaciones laborales o deseos de tiempo libre- y del papel imprescindible para los hijos comunes de su ex pareja. Por otro lado, el desarrollo del día a día, aún en teoría, elimina la incertidumbre, el desconocimiento de cómo va a ser sus vidas y las de sus hijos a partir de ese momento. La lectura de las propuestas del otro progenitor, de los compromisos que adquiere a la hora de garantizar su presencia y contacto con sus hijos en los períodos donde no resida con él ayuda a calmar la ansiedad natural que pueden experimentar. Todo ello, y desde un punto de vista de la salud mental, propicia un escenario mucho más adecuado que ayuda a superar el período de ruptura, cargado de dolor, sensación de pérdida y ansiedad.

      Finalmente, todos los letrados con los que he aplicado esta estrategia hacen referencia a que favorece su propio trabajo. Sus defendidos, puestos en el compromiso de concretar, plantean al letrado cuestiones mucho más realistas y plausibles, eliminando discusiones y horas de debate infructuoso, frustrante y agotador en el despacho.

Fuentes:

Tribunal Supremo de España. Sentencia STS 615/2015.

Sariego, J. L. y Pavés, A. (2015). El Plan Parental que viene. Revista de Derecho de Familia LexNova.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?