¿Puedo conocer las notas de mi hijo mayor de edad?

      El Gabinete Jurídico de la Agencia Española de Protección de datos ha emitido informe con número 0441/2015 en donde contesta a la posibilidad de que los centros educativos – universitarios y no universitarios- puedan facilitar a los padres de los alumnos mayores de edad las calificaciones de aquéllos, cuando son los padres los que sufragan los estudios. El supuesto concreto objeto de análisis es si existirá un interés legítimo perseguido por el responsable del tratamiento o por el tercero o terceros a los que se comuniquen los datos (por ejemplo, los padres) que prevalezca sobre el interés o los derechos y libertades del alumno.

     El interés legítimo que aprecia el informe es que, en términos generales, cuando los hijos mayores de edad reciben una pensión de alimentos, los progenitores tendrán un interés legítimo para acceder a las calificaciones escolares, prevaleciendo dicha facultad sobre los derechos a la intimidad y a la protección de datos del afectado. En estos casos y de acuerdo con el informe de la Agencia de Protección de Datos, el progenitor tendría derecho, a solicitar al centro educativo información sobre las calificaciones y la existencia de una beca aunque el hijo esté cursando estudios universitarios y sea, por tanto, mayor de edad.

     En dirección opuesta, cuando se invocase que no concurren en el progenitor que pretende el acceso a las calificaciones los elementos que generan la presunción de un interés legítimo prevalente del mismo que justifica dicho acceso cabría, en virtud del derecho de oposición establecido, denegar el acceso. Así sucedería, por ejemplo, en los supuestos en que el menor sufragase sus propios gastos de educación.

     Por tanto, el informe avala que los padres accedan a las calificaciones de sus hijos, aunque éstos hayan cumplido los 18 años de edad, siempre y cuando sean los progenitores quienes estén pagando esos estudios. El hijo sólo podrá oponerse siempre que existan motivos fundados y legítimos relativos a una concreta situación personal, debiendo analizar cada caso.

Fuente.

Informe 0441/2015 del Gabinete Jurídico de la Agencia Española de Protección de datos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?