Lo que me cuesta tu divorcio.

     Los divorcios de famosos que vemos en televisión, llenos de denuncias cruzadas por los más diversos motivos, son uno de esos acontecimientos que parecieran resultan inocuos para nuestra vida diaria. Estas noticias se ofrecen de una forma superficial y, sin embargo, son una forma de lo que la psicología define como trampa social, es decir, una acción de una o varias personas que, en su búsqueda de un beneficio individual a corto plazo, lleva a la comunidad donde se incluyen a una pérdida que alcanza a todos.

      El ejemplo más habitual que se usa para explicar este concepto podría ser la explotación de un bien común -por ejemplo, un caladero de pesca- por parte de unos pocos individuos que, al no respetar los ciclos de recuperación del recurso al primar sus intereses particulares, terminan por esquilmarlo, dañando la riqueza de todos. En los divorcios ocurre algo similar. El en apariencia inocuo acontecimiento tiene una repercusión increíble en nuestras vidas en la que la mayoría no repara. Para entender lo que les planteo voy a traducir el coste de un divorcio para el erario público, ese que usted y yo alimentamos con nuestras horas de trabajo.

     Un divorcio se compone de distintos actos jurídicos que desembocan en una sentencia final. Por tanto, un divorcio de mutuo acuerdo con hijos menores, en términos generales, se va a componer de tres juicios: medidas previas, vista principal donde se dicta sentencia y, con el tiempo, modificación de medidas. La UE valora el coste de un juicio en 3.000 euros -gastos de personal, material fungible, instalaciones, mantenimiento, seguridad, ofimática, etc.-. Con estos datos podemos rápidamente comprobar que el divorcio de ese personaje público -como el del vecino o el mío propio- nos cuesta a todos de media unos 9.000 euros. Sin embargo, los que estamos diariamente en los juzgados y tribunales conocemos por experiencia que un divorcio contencioso puede tener una media de entre tres a cinco juicios posteriores -los hay con menos, pero también los hay con un número de denuncias muy superiores-, es decir, a la cifra de 9.000 euros habrá que sumar entre 9.000 y 15.000 euros más, lo que hace que la cuenta que todos abonamos alcance entre los 18.000 y los 24.000 euros por divorcio.

     A estas alturas de la lectura supongo que las ganas de considerar este problema social como algo sin importancia habrán desaparecido; sin embargo, no acaba aquí el asunto. En España se celebran anualmente entre 30.000 y 40.000 divorcios contenciosos. A poco que calculemos alcanzaremos la bonita cifra de dinero público que nos cuesta eso que no tiene importancia y que tan banal aparece.

     Una vez más comprobamos que todo tiene un coste y que, por más que nos olvidemos, recae sobre nuestros bolsillos.

Aquí el artículo completo en el Diario de Sevilla.

  2 comments for “Lo que me cuesta tu divorcio.

  1. David
    16 octubre, 2014 at 12:28 pm

    Muy acertado el artículo, más si cabe en los tiempos que corren. Gracias por informar e incluso por despertar conciencia social con el trabajo de tus artículos.

  2. Ricardo F
    28 octubre, 2014 at 5:34 pm

    Me parece muy interesante despertar la conciencia de lo que a diario vemos como parte de nuestra vida normal. EN México, también debemos considerar el costo de los trámites de cada divorcio. Afortunadamente, en el D.F. ya se contempla la posibilidad de realizar el DIvorcio Incausado (conocido por el vulgo como “divorcio express”) el cual no requiere de tantos trámites como el divorcio necesario.
    Habría que analizar con detalla las ventajas de este tipo de juicios. Vale la pena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?