¿La alternancia de residencia afecta a los niños en custodia compartida? Desmontando el mito de los niños maleta.

     La custodia física conjunta (joint physical custody) es una decisión judicial por el cual la custodia del niño se otorga a ambos progenitores y los niños pasan un tiempo semejante en el hogar de estos. En las últimas décadas, ha crecido el porcentaje de este tipo de custodia en la mayoría de los países occidentales.

custodia_compartida_pais

     En el caso concreto de Suecia, desde 1998 la custodia compartida ha sido la práctica legal por defecto, aumentando su elección hasta la actualidad, generando una población muy grande de niños en esta modalidad de custodia. En este país, como en Australia, se favorece las custodia física conjunta incluso en aquellos casos que uno de los padres prefiere la custodia monoparental.

custodia_compartida_suecia

     En la literatura psicológica sobre este asunto, la mayor parte de los estudios afirman que los niños con padres separados presentan más problemas emocionales, sociales y de bienestar y salud que los que viven con ambos padres. Esto podría deberse a diversos factores: pérdida de poder adquisitivo, de la supervisión de los padres o de las redes sociales y de las capacidades psicológicas de los padres para resolver los conflictos y hacer frente a los desafíos prácticos, entre otros. El contacto continuado de los niños con ambos padres tras el divorcio, como proporciona la custodia física conjunta, podría servir de amortiguador de los efectos del divorcio en los hijos. Frente a este argumento se ha levantado aquel que defiende que el continuo trasiego entre ambos domicilios produciría mayor riesgo y exposición al conflicto parental en los niños.

     Un reciente estudio, con una muestra de 164.580 estudiantes suecos de 12 y 15 años, ha valorado distintos indicadores de bienestar, permitiendo comparar a los niños que viven en familias integras, divorciadas con custodia monoparental y con custodia física conjunta. En la medición se utilizó once dimensiones de salud relacionada con la calidad de vida recogidos en los cuestionarios KIDSCREEN. Estos cuestionarios son una familia de instrumentos desarrollados y normalizados para la descripción de la calidad de vida relacionada con la salud en niños y adolescentes de entre 8 a 18 años. Los cuestionarios se desarrollaron simultáneamente en 13 países europeos, con especial atención a los conceptos de salud y bienestar en la infancia.

     Independientemente de la edad, los resultados de este macro estudio muestran que los chicos en familias integras registraron mejores puntuaciones en bienestar que los chicos con padres separados. Los chicos de 15 años con custodia monoparental, física conjunta y familias integras tenían niveles similares de autonomía, relaciones con sus iguales y aceptación social. Sin embargo, tanto en el grupo de 12 como los de 15 años, los niños con custodia física conjunta puntuaron mejor en casi todas las escalas que aquellos niños con custodia monoparental. Dentro del mismo grupo de niños con custodia física conjunta, los de 15 años puntuaban más alto en bienestar que los de 12 años, sin embargo, estos puntuaban más que los niños de su edad con custodia monoparental. Estas diferencias no encontraron discrepancias en función del sexo de los niños.

     En conclusión, en este estudio con un universo de niños cercano a los 165.000, los resultados confirman que los niños con padres separados registran niveles de bienestar más bajos que los niños con familias integras. El grado de bienestar encontrado varía en función del sistema de custodia elegido tras el divorcio de sus padres, de tal suerte que los niños con custodia física conjunta puntuaban más positivamente en bienestar que los que vivían el mayor tiempo con uno de sus progenitores, aumentando el bienestar expresado en los niños de 15 años en comparación con los de 12. El estudio, en línea con otros anteriores, no ha encontrado mayor riesgo para los niños en custodia física conjunta, tanto en su salud mental como en el riesgo de victimización. Por tanto, los resultados de la investigación científica desacreditarían a los que defienden la postura de un mayor riesgo de desestabilización de los niños con custodia compartida entre sus progenitores, debido a los cambios de domicilio a los que se enfrentan.

Fuentes:

Bergström, M. et al. (2013). Living in two homes-a Swedish national survey of wellbeing in 12 and 15 year olds with joint physical custody. BMC Public Health.

 

  23 comments for “¿La alternancia de residencia afecta a los niños en custodia compartida? Desmontando el mito de los niños maleta.

  1. Isabel
    17 julio, 2014 at 11:20 am

    Entiendo que el bienestar de los niños no afecta siempre y cuando no haya una distancia larga entre los domicilios de los progenitores. Me imagino que los casos en los que unos viven en la Península y la otra parte en una Isla, la custodia compartida y el bienestar del que aquí se habla es totalmente inviable.

    • JM Aguilar
      17 julio, 2014 at 2:58 pm

      Exacto, y por eso ahora los gastos de esos desplazamientos se deben sufragar entre ambos progenitores, como ha recogido el Tribunal Supremo de España. De esta forma se garantiza el derecho de los niños a tener relación con ambos padres.

    • Nieves padron
      18 julio, 2014 at 8:18 pm

      Inviable no. Lo que tendrían q hacer los padres es ponerse de acuerdo para vivir y buscar trabajo en la misma comunidad.
      Porque cuando una pareja se conoce y se enamora buscan la forma de vivir juntos y cambian de domicilio e incluso de trabajo y de comunidad para estar juntos. Por su amor si, por sus hijos no. Yo estoy segura q si a muchos padres les dieran esa posibilidad de custodia compartida cambiarían de domicilio de trabajo y lo q haga falta.
      Pero también es verdad q cuando se lucha por la custodia compartida muchas madres utilizan toda clase de artimañas para q no se la concedan al padre y en pleno proceso se cambian de domicilio e incluso se van a la Península
      Por eso me parece muy bien q haya salido una nueva ley q dice q los padres tienen q compartir el traslado de los hijos en las visitas
      Ahora más de una se lo pensará a la hora de hacer estas jugaditas porque si el padre tiene q desplazarse a la Península a buscar a su hijo la madre tiene q hacer lo mismo desplazarse a las islas a recogerlo
      Sí se marchó para fastidiar ahora se fastidia ella también.

    • David
      27 septiembre, 2015 at 5:20 pm

      Como ya no vale el argumento de los niños maleta pues vamos a comprobar si cuela cuando se haga a largas distancias. Dejad ya de sacar argumentos absurdos contra la custodia compartida. El problema es que os resistis a ceder parte de un terreno que habeis tenido exclusivamente durante siglos que es el cuidado de los hijos. Hay niños que estan con la compartida aunque sus padres vivan en provincias diferentes y lo llevan bien y son felices.

  2. Nieves padron
    18 julio, 2014 at 8:32 pm

    Y que si afecta la alternancia de domicilio a otro de un niño
    Eso habría q preguntar afecta a un niño pasar del domicilio de la mama al de la abuela o al de la tia o incluso al de alguna amiga vecina o a q pasen todo el día en la guardería porque la mama trabaja, muchos niños pasan toda la semana en el domicilio de los abuelos maternos porque mama trabaja hasta muy tarde y los llevan los abuelos al colegio y no les pasa nada no son niños maleta.
    Son niños maleta solo cuando tienen q ir al domicilio paterno. Prefieren tenerlos todo el día en la guardería o con otras personas a q esté con su padre.
    Al niño lo que le afecta por lo visto es ir a casa de su padre. Tengamos un poco de coherencia, somos tontos?
    Todos sabemos lo q hay detrás la mayoría de las veces despecho odio etc. Q pagan los niños y los padres
    Por experiencia se q los niños q tienen las custodia compartida no sólo no les afecta negativamente sino q además son mucho más felices.

  3. Isabel
    21 julio, 2014 at 11:18 am

    Osea en definitiva, por lo que leo, según ustedes; todo es cuestión de dinero. Osea la solución ya está. Que se pague a medias, si ese solo era el problema según la mayoría creo que ya está todo dicho.
    Creía que era el bienestar de los hijos; no quien pagaba los costes de los traslados.
    Un saludo y mis mejores deseos para todos los niños que están sufriendo y no solo por una madre despechada; sino por un padre egocéntrico.

  4. Conchi Navarro
    21 julio, 2014 at 11:57 am

    Este estudio, como tantos otros, ha sido realizado fuera de nuestras fronteras, en paises con una tradición más larga en la puesta en practica de Custodia Compartida. En España, cada vez es más frecuente este tipo de custodia y yo, como profesional, comparto la idea de que los niños necesitan a ambos progenitores para su desarrollo integral. Pero tambien soy consciente de que esos resultados no podemos extrapolarlos enteramente a nuestros hijos y a nuestros divorcios. Estos estudios provienen de paises diferentes a nosotros en cuanto a tradiciones, valores, cultura, estilos de crianza, roles en la parentalidad y otras muchas variables idiosincráticas que hacen de nosotros posiblemente una excepción que confirme la regla. ¿Estamos los españoles preparados para hacer frente a la gran responsabilidad que conlleva favorecer la estabilidad de nuestros hijos tras un divorcio y, mas concretamente, ejercer una coparentalidad para llevar a buen puerto una custodia compartida? ¿Seguimos viendo la Custodia Compartida, y como meta más inmediata, aquella modalidad que nos permite no pasar una pensión y que nuestra pareja no se quede con el domicilio familiar?. Hay un gran abismo entre la teoria, las verbalizaciones de nuestras pretensiones, y la practica diaria a la que nos enfrentamos los profesionales. Quiero creer y creo, con una lucha activa en pro de la defensa de los menores, que cada día los padres seremos más conscientes de que nuestro ajuste personal ante una situación de divorcio y nuestro punto de mira en esas personitas maravillosas, nuestros hijos, hará que evolucionemos positivamente hacia esa coparentalidad. Un saludo y muchismas gracias por todas tus aportaciones que tanto nos guian y ayudan.

    • JM Aguilar
      22 julio, 2014 at 12:40 am

      Sí, este estudio está elaborado en un país que no es el nuestro pero como toda conducta humana es universal tiene todas las garantías de hacer extrapolable a otro país occidental, especialmente cuando se han usado medidas y conceptos consensuados a nivel europeo, entre los que se encontraba España. Se hace difícil aceptar que seamos distintos del resto del mundo por el mero hecho de ser de otro país, más aún si vemos cómo repetimos errores, modas, tendencias, hábitos, etc. “importados”, sea de la cultura que seamos. Los pocos datos que tenemos de España también estarían en la dirección de este estudio, lo mismo que las encuestas de opinión llevadas a cabo en nuestra población sobre la aceptación de este tema. Sin embargo, todo es una cuestión de educación, de educación en el respeto a los niños, ajenos al conflicto de los mayores o, como mucho mejor has dicho en tu comentario, de “lucha activa en pro de la defensa de los menores”. Nosotros estamos empezando, otras sociedades llevan décadas. Tenemos una ventaja entonces: aprender de lo que a ellos le ha costado muchos errores descubrir.

  5. Mikel GB
    8 septiembre, 2014 at 8:06 am

    Hola. Al hilo del tema que en este post se trata, me gustaría preguntar acerca de la alternancia en edades más tempranas que la que el estudio analiza. Mi esposa y yo estamos en pleno proceso de Mediación, derivados por el Juzgado de Familia y tenemos un niño y una niña de 5 y 3 años respectivamente. Mi mujer visitó a una psicóloga especialista y le indicó que el hecho de que los niños vivan en dos viviendas diferentes podría hacer que desarrollen dos “yo”, por lo que recomienda que vivan bajo el mismo techo hasta preferiblemente los 12 años y como mínimo hasta los 8. Esto ha hecho reforzar su posición por la opción monoparental, que es la que ha mantenido desde un principio. Me encuentro ante el mismo dilema que tiene la sociedad. Por lo que he ido leyendo la custodia compartida es la mejor opción para los niños y niñas si ambas partes están de acuerdo, pero no tanto si es impuesta por un juez. Yo sinceramente creo que la alternancia entre dos viviendas cercanas, manteniendo el entorno vital de los pequeños, no va a suponer un perjuicio para ellos. En fin, me gustaría conocer la opinión de quién haya podido pasar por experiencias similares y por supuesto, opinión profesional, porque yo quiero lo mejor posible (dadas las circunstancias de un divorcio) para los niños.

    • JM Aguilar
      8 septiembre, 2014 at 10:49 am

      El comentario que usted dice no tiene ningún apoyo científico, es un argumento inventado fruto de una opinión personal y no de una opinión profesionalmente avalada por resultado técnico alguno. La opción de custodia compartida es el mejor régimen para los niños, cuestión distinta que los padres quieran hacerse con la propiedad de ellos y alejar al otro de su día a día, con apoyo de profesionales con una formación tan ínfima como la que usted refiere o por cualquier otra estrategia.

      • Mikel GB
        10 septiembre, 2014 at 12:37 am

        En este caso, tengo la impresión de que ella cree que es lo mejor para los niños. Lo cierto es que ahora mismo vivimos en viviendas distintas desde hace casi año y medio, poco a poco hemos ido llegando a acuerdos y funcionamos bastante bien, compartiendo fines de semana alternos con los niños y cada semana de lunes a jueves estoy dos tardes con ellos. El contacto se mantiene, pero está claro que no es lo mismo. Acepto la idea de que los niños pueden seguir siendo felices tal y como estamos funcionando, pero lo serán también si viven con su madre y con su padre al 50%. Y puede que ella me ofrezca el caminar hacia una custodia compartida para cuando la hija menor tenga 8, 9 o 10 años: me pregunto si después de tantos años viviendo de una forma no supondrá mayor impacto en ellos cambiar de modo de vida. Mi dilema ahora es aceptar un acuerdo de ese estilo o ir definitivamente por contencioso. Muchas gracias, José Manuel, por tu respuesta. ¡Salud!

  6. Tomás
    29 septiembre, 2014 at 2:13 pm

    Estoy de acuerdo con el post en todos sus extremos. Desde luego felicitar a Mikel GB por someterse a mediación familiar. Ahí está la importancia de la mediación en estos casos, que los que se divorcian son los padres, nunca los hijos. Es trascendental que por el bien de sus hijos aprendan a hablar, a dialogar, a consensuar y tomar acuerdos en conjunto pues los mayores beneficiados serán los pequeños. Lo verdaderamente importante es transmitir a los hijos un ambiente de normalidad, de cordialidad y respeto entre sus progenitores, ya que esto les reconforta mucho más que vivir en un solo domicilio. Los hijos al fin y al cabo, aprenden y hace lo que ven hacer a sus padres. El mayor empoderamiento que se les puede transmitir es el de la educación en valores y el cariño que nunca les falte, bajo un techo, o bajo dos techos, que a la hora de la verdad no es tan importante.

  7. Mikel GB
    5 octubre, 2014 at 1:08 am

    Finalmente, y para mi sorpresa, la madre mostró disposición de dejarme estar una tarde más de cada dos semanas con los niños, pero nada de nada sobre la custodia física conjunta, ni siquiera cuando los niños alcancen una determinada edad. Temo que mi espera paciente sirva para que la jueza determine que si los niños ya llevan año y medio en esta situación y están bien, opte por la custodia monoparental. No obstante, tengo que intentarlo. Como apunta Tomás acerca de lo verdaderamente importante, hasta la fecha hemos tratado de preservar la felicidad de los pequeños, llegando a acuerdos que hacen que todo sea lo suficientemente natural para ellos. Veremos a ver qué sucede tras el desgaste que supone un juicio. Si el fallo de la justicia da todo lo pide a la madre, los niños van a tener un padre en una situación económica tremendamente delicada.

  8. 9 diciembre, 2014 at 2:02 am

    Interesante artículo.
    En lo relativo a los datos estadísticos, con los que comienza el texto, destacar que la realidad española ha superado en pocos años lo que han tardado muchos años países escandinavos como Suecia. O más exactamente, las CCAA que han aprobado leyes de custodia compartida. A primeros de octubre 2014 el INE ofrecía los datos de divorcios con hijos y los datos de quién ejercía la custodia, si monoparental materna, paterna o custodia compartida. Los resultados son elocuentes: Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares se sitúan ya entre el 26 y 30% de custodias compartidas, y ello en apenas 3 o 4 años de la aprobación de sus leyes. En el otro extremo se encuentra la España más ‘profunda’: Andalucía, Galicia, Extremadura y Murcia, con porcentajes entre el 7,5 y 10% de custodias compartidas. Estos datos sirven, por ejemplo, para responder a una de las personas que han realizado algún comentario sobre la no extrapolabilidad de la situación de aquellos países nórdicos a la realidad española.
    Atentamente.

  9. lucía
    24 enero, 2015 at 11:59 pm

    Pues yo tengo la custodia compartida desde q me separé en 2010, d mutuo acuerdo y cada vez me arrepiento más d ello. Al principio manteníamos una buena relación pero se ha deteriorado totalmente debido a esto. Las formas d educar son totalmente distintas. Yo les pongo límites y normas. Él es el papi guay y yo soy la mala. Él se dedica a sacarles por ahí el poco tiempo q tiene para ellos, ya q el tema bomidas, limpieza y demás lo hace su madre. Encima me debe dinero del cole de los niños, q es concertado, y lo cobraban d mi cuenta. Me lleva toreando y mintiendo en este tema desde 2011. Para pagar su deuda conmigo no tiene dinero, pero para meterse en una hipoteca y comrar 3 bono parques 2 años seguidos, sí q lo tiene. Luego tb les lleva como pordioseros. Comprar cromos y chorraditas sí, pero cosas realmente necesarias, no. Cada vez q hay q comprar zapatos, mochilas o ropa del uniforme, cobro la mitad tarde, mal y nunca. Y ya digo q lo peor es esa forma tan distinta d ‘educar’ a los niños. Los padres tienen q ser eso, padres y no amigos. Tienen q poner límites, normas y saber decir q no. Creo q esas diferencias no tienen q ser nada buenas para ellos psicológicamente hablando. Y en cuanto a los estudios, están bajando las notas, pq cuando están con él, o con sus padres, pq él actualmente poco está, nadie les controla en el jema estudios y deberes y tampoco les pueden ayudar si tienen alguna duda. Me veo en hermano mayor en unos años como esto siga así.

    • JM Aguilar
      26 enero, 2015 at 2:45 pm

      ¿Cree usted que con una custodia monoparental eso se arreglaría? ¿Es un problema del tipo de custodia o del tipo de progenitor que eligió?

  10. Ana
    14 marzo, 2015 at 2:46 am

    Yo tengo una situacion bastante dificil. Mi chico se separo de su mujer antes de nacer su hijo, no se divorciaron y ahora el niño va a cumplir 4 años y esta esperando el divorcio con la ratificación del juez validando la custodia compartida que es lo q han solicitado los dos. Yo llevo año y medio con mi novio, el niño vive con sus abuelos por parte de padre y con su madre, en la misma casa, ….., si…. increible pero cierto, y mi chico en un piso de alquiler solo.Yo aun no puedo ayudarle llevandolo al cole, recogiendolo y esas cosas porque trabajo en otra ciudad por lo que lo hace casi siempre la abuela. El problema empieza ahora, cuando este la sentencia yo me voy a ir con el, y su hijo empezara a vivir con nosotros la mitad del tiempo, nosotros le ponemos una reglas basicas( dormir solito en su cama, terminarse la comida, etc…) pero en el otro lado no lo hacen, de hecho el niño duerme a su antojo entre la cama de la abuela y de su madre…y cada vez que va a casa de su padre el esta feliz pero lo pasa fatal para dormir porque no quiere hacerlo solo y solo repite que se quiere ir con la abuela o la madre. He pensado de ir a psicologo q nos ayude a afrontar estas cosas lo mejor posible para el niño pero me gustaria que me dierais alguna opinion o consejo

    • JM Aguilar
      14 marzo, 2015 at 8:34 am

      Educar a un hijo sin normas básicas razonables, dejando que él sea el que decida, es el camino directo para criar a un tirano y, de paso, desautorizar al progenitor que sí las establece y poner en duda la custodia compartida. Seguramente, en muy poco tiempo, les acusarán de que no saben educar a su hijo. Usted no puede llevar al niño a un psicólogo primero sino tiene el consentimiento de ambos padres, segundo porque el que requiere intervención es el adulto, no el niño.

  11. Sylvie
    15 abril, 2015 at 9:42 pm

    Hola .. Muy interesante todo lo que ponéis aquí.. de hecho yo me encuentro en una situación similar.. estoy en España y el en brasil estamos tramitando el divorcio.. yo como madre estoy intentado por todos los medios que su hijo este siempre en contacto con su padre via skype, hasta apareces regalos sorpresas de su padre.. que compro yo claro, aunque el no me pasa ninguna manutención ni nada… la verdad que lo hago mas por mi hijo que por su propio padre…. Me pongo en el lugar de el, y se que no es facil, entonces he negociado que todas las vacaciones de verano las pasara con el porque creo que es lo minimo debido a la distancia. Pero ahora viene la polemica… dejo a un hijo de 3 años y medio viajar solo desde españa a brasil para que vea a su padre o obligo a su padre a venir aqui al menos hasta mi hijo cumplir como minimo 5 años o 6? que opinais? que harias en mi situación.. ya que entiendo que por un lado el tiene todo el derecho si pienso como padre pero si pienso en mi hijo hacerle viajar tantos kilometros solos y mas en un pais con conflicto se me pone la piel de gallina solo de pensar que le podria pasar alguna cosa!!! Yo por mi no lo dejaria ir hasta esa edad.. que opinais vosotros. que harias? Gracias.

    • JM Aguilar
      21 abril, 2015 at 10:06 pm

      Pagar los gastos a medias sería una opción y, de hecho, las últimas sentencias así lo establecen.

  12. Javier
    27 abril, 2016 at 9:04 pm

    Hola, tengo un hijo de 5 años con custodia compartida desde hace un año, cuando la solicite vivia en Sevilla en un piso de alquiler ya que el trabajo lo tengo aqui y la madre de mi hijo vive en un pueblo de Sevilla en casa de mis padres,a unos 50 kilometros, el abogado me recomendo para poder obtener la custodia compartida que me mudara al pueblo donde vivia la madre para que fuera mas facil y asi lo hice. Por problemas familiares y por meterme 100 kilometros diarios para trabajar me volvi a mudar a Sevilla, se lo comente a la madre de mi hijo y me puso mil trabas para seguir con la custodia, le comente el hacerme cargo de nuestro hijo todos los fines de semana pero no quiso, y al final no me quedo mas remedio que pedir ayuda a mi madre y pedir cambios de horarios en el trabajo para poder llevarlo al cole por lo menos lunes y martes ademas de tenerlo el fin de semana de mis 15 dias. Se que asi no puedo estar de por vida, ademas siempre me hago cargo yo de recogerlo y de llevarlo, la madre jamas a venido por mi hijo a Sevilla, ¿puedo pedirle que ella tambien colabore en el desplazamiento?¿ Puedo intentar alguna modificacion del convenio para que no se me haga tan dificil estar con mi hijo?
    Y una ultima, mi hijo esta en un colegio concertado el cual no puedo pagar ni estoy de acuerdo en su forma de educar(religiosa),la madre me pide dinero para uniformes y cuotas, ya le he comentado que querria cambiarlo a un colegio publico pero no quiere,¿puedo hacer algo al respecto? Gracias.

    • JM Aguilar
      28 abril, 2016 at 12:18 pm

      Sí, todo eso puede plantearlo en una demanda en el juzgado. Habitualmente los juzgados de Sevilla no suelen conceder custodia si no están ambos padres residiendo en el mismo municipio. El resto de cuestiones económica se puede plantear y el asunto de la educación es un tema de patria potestad y ambos deben estar de acuerdo.

  13. Arantza
    13 septiembre, 2016 at 4:26 pm

    Me encuentro en proceso de divorcio con dos niños de 1 y 3 años y no paro de darle vueltas al tema de la custodia, sólo quiero lo mejor para ellos, así que me pongo en su lugar… y sólo con pensar que a partir de ahora y durante muchos años tengo que estar cambiando de casa cada semana, me vuelvo loca. Pienso que los niños tienen que estar el mismo tiempo con el padre que con la madre pero deberían dormir, por lo menos los días de guardería o colegio, siempre en la misma habitación. En mi opinión es muy importante su estabilidad y también creo que no van a tener menos cariño de o hacia un padre o una madre por dormir la mayoría de los días con el que tenga la custodia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?