¿En qué me puede ayudar la terapia de pareja?

Seamos sinceros. En nuestro país se acude al psicólogo cuando el problema ha alcanzado tal magnitud que los miembros de la pareja ya se están planteando la ruptura.

Esto está cambiando con las generaciones nacidas a partir de los años ochenta, haciendo más fácil que el profesional pueda llegar a tiempo para plantear soluciones.

Tardar demasiado en decidirse tiene una serie de costes. En primer lugar, la bolsa de los reproches se hace cada vez más grande y pesada. Un reproche es un objeto que no sirve más que para lanzárselo al otro. No arregla nada y emponzoña aún más la situación cuando se usa. En segundo lugar, el tiempo que hemos estado rumiando nuestro dolor o sospecha ha erosionado, sin ayuda de terceros, nuestras fuerzas. Cada vez nos cuesta más luchar, cada vez antes la voz de nuestra conciencia nos dice “para qué si siempre acaba igual, no merece la pena hablar, todo se queda en palabras y buenas intenciones”.

Habría muchas cuestiones más pero lo importante es que si ustedes se plantean ir a un profesional lo hagan cuanto antes y con la intención de querer cambiar las cosas. En muchas ocasiones llegarán como última opción, cuando ya parece que todo está perdido. Sea como fuere, me es útil siempre para trabajar con ustedes. Mucha gente no cambia sino cuando ve el borde del precipicio; para motivarse y comprometerse con el cambio tiene que sentir el vértigo de lo que se avecina sino arregla las cosas y se compromete.

Finalmente, si todo está perdido, la terapia de pareja sirve para que ustedes mismos se convenzan de que ya lo han intentado todo, de que nada hay que hacer o ya no merece la pena. Aceptan y se comprometen con la situación y el nuevo futuro. Sea como fuere, la intención final es ayudar a recuperar la salud de dos personas que están sufriendo. Lo primero que intentaremos es que dejen de sufrir juntas. Si no puede ser, que cuanto antes dejen de sufrir por separado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?