El economista iletrado

  El modelo económico ha cambiado y con él van a cambiar gran parte de las cosas que conocemos hoy en día. La deflacción y el miedo al futuro están haciendo que las relaciones personales y los servicios profesionales y de consumo tomen un rumbo que pocos podían imaginar en fechas no muy lejanas. Los primeros indicadores se han encontrado en un descenso significativo del número de divorcios, las rentas familiares, la cuantía de las pensiones, pero también cambios en la mentalidad de los sujetos como la asunción de que la movilidad laboral y los cambios de ocupación laboral serán la norma en el futuro, haciendo que las relaciones personales tengan forzosamente que transformarse.

Aquí podéis leer el artículo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?