Diez consejos para resolver tus problemas de pareja.

1 – Aprende a escuchar. Más que hablar, si quieres comunicarte mejor con tu pareja comienza por aprender a prestar atención a lo que te está diciendo. No basta con oír. Si quieres lograrlo al escuchar plantéate mentalmente qué quiere decirte con esas frases, con qué sentido te lo ha dicho o busca hipótesis que expliquen por qué lo dijo. Luego coméntalas con tu pareja y verás cómo se sorprende. Si no sabes escuchar no habrás acertado ninguna.

2 Esfuérzate por transmitir de la forma más clara. Para entrar en una conversación, en donde la transferencia de información se hace en ambas direcciones, debes ser capaz de expresar tus emociones, tus sentimientos o inquietudes. Ni muy pasivo, ni de forma agresiva. Con tranquilidad y de forma clara, sin dar oportunidad a la mala interpretación.

3Se respetuoso. Borra las palabras ofensivas, la ironía o los malos gestos. No podéis permitiros, por más enfadados que estéis, faltaros al respeto. Si tenéis hijos, aunque creáis que no os oyen seguramente estáis equivocados. No les hace falta estar presentes para saber que sus padres están enfadados.

4 – Mantén una buena comunicación no verbal. La sonrisa, el roce o una caricia pueden decir mucho más que mil palabras.

5 No discutas si estáis enfadados. Daros tiempo y espacio, pero no os permitáis perder la oportunidad de arreglar vuestras diferencias, ni os alejéis demasiado. Si estamos molestos o hemos sido heridos no vamos a escuchar ni a tener suficiente calma para expresar nuestro malestar. Es mejor enfriarse y retomar luego la discusión.

diez consejos problemas de pareja

6 Se discreto. Los problemas de pareja no tienen por qué ser conocidos por todo el mundo y, especialmente, por la familia extensa.

7 No pierdas de vista cómo habéis llegado aquí. Es muy común no entender cómo habéis llegado a pelearos, qué inició la discusión. Esto es importante porque casi nunca existe un responsable en un problema de pareja. Los problemas de pareja son de dos.

8 Acepta los errores y se flexible. Tú también los cometes. Esto no puede durar siempre, pero sí debes dar oportunidades para rectificar. Si habiéndolo hablado tu pareja no responde es que no te respeta.

9 Plantearos qué debéis cambiar. No es necesario perder vuestra identidad. Lo que estáis buscando es un beneficio superior. Si notas que tu pareja se esfuerza por cambiar algo te sentirás motivado a cambiar. Si tú cambias tu pareja sentirá lo mismo.

10 Buscad una actividad que a ambos os guste y disfrutar tras la tormenta. Si aún ha quedado algo que de hablar retomadlo tras ese intervalo. Seguro que ya no se ve tan importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *