Argumentos para desheredar a un hijo

      La modificación de los criterios y argumentos en el tema de la desheredación de un hijo que ya anunciamos en la Conferencia incluida en el Ciclo de Familia 2015, organizado por la Sección de Derecho de Familia del ICA de Valencia, celebrado el 11 y 12 de junio van ampliándose progresivamente, a la par que la jurisprudencia.

      En 2015, el Tribunal Supremo ha revocado una sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón de julio de 2013, declarando la “desheredación total” de un hijo por maltratar psicológicamente a su madre, a la que además privó de su patrimonio y de ingresos para afrontar dignamente sus últimos seis años de vida. El Supremo considera que “en la actualidadel maltrato psicológico es equiparable al de obra (físico), que sí está recogido como causa de desheredación.

      El debate para oponerse a una desheredación suele centrarse en considerar el abandono sentimental a los padres dentro del campo de la moral, es decir, ajeno a la valoración jurídica; sin embargo, los nuevos criterios establecen que la realidad social y los valores del momento permiten valorar los hechos que se esgrimen como causa de desheredación como maltrato psíquico y reiterado contra su padre, del todo incompatible con los deberes elementales de respeto debido a un progenitor.

      El abandono, por tanto, se amplía del habitual ámbito material al aspecto psicológico. En un asunto visto en la Audiencia de Cantabria, se confirmó la desheredación de un padre a su hija por el trato que le dio en los últimos años de vida, al obligarlo a vivir en unas condiciones de vida “indignas de un ser humano“, que se debían a “injustificadas omisiones” por parte de su hija y con las “debidas condiciones de higiene y salubridad“, pero también recogió la sentencia el temor del padre a la hija. Estos hechos fueron considerados suficientes para la Sala para rechazar la impugnación de la desheredación.

Estrategias usadas por los progenitores.

      Antes de estas resoluciones, algunas de las estrategias utilizadas han sido el empadronamiento en la Comunidad de Navarra, donde no existe la obligación de establecer una parte legítima a los hijos, o intentar desheredar a un hijo cediendo bienes a otros familiares para descapitalizar la parte legítima de una transmisión.

      Esta última estrategia se ha considerado ilegal, según confirma una sentencia de la Sección Número 1 de la Audiencia Provincial de León de fecha 2016. El asunto refiere el caso de una familia en la que el padre quiso minorizar la herencia mediante donaciones a favor de una hija, resultando perjudicado su otro hijo, al quedar muy reducido el inventario de bienes, disminuyendo sensiblemente la valoración del tercio legítimo de la herencia del que le correspondía la mitad. En este caso la Audiencia de León considera que la alteración intencionada de los bienes a entregar a los herederos debe corregirse incluso tras haber transcurrido 15 años desde los hechos.

El abuso de influencia en los ancianos como estrategia para cambiar la herencia.

     La manipulación de los ancianos por sus cuidadores en los últimos años de vida es un riesgo que puede estar presente en este asunto. En esta situación, el mayor, normalmente débil, dependiente y con sus facultades mermadas, se encontraría en una situación de abuso de influencia clara, escenario que podría aprovecharse para que el abusador le presionara para que cambiara su testamento en su favor, como bien recuerda Salvador Torres, el vicepresidente del Consejo General del Notariado, afirmando que hay que estar “vigilantes” ante casos de ancianos manipulados por cuidadores para hacerse con toda la herencia aun cuando no existe maltrato por parte de los hijos.

Fuentes.

Sentencia del Tribunal Supremo.

Abuso de influencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te gustaría enviar este artículo a un amigo?